google-site-verification: google4de8d2c53f298c40.html
top of page

Don Carlos, la pulpería de Gouin donde "la carne se corta con cuchara"



Si estas con ganas de descubrir rincones en la inmensidad del campo de la provincia de Buenos Aires, costumbrismo, tradiciones e historia de rincones gauchescos, no dudes en conocer Gouin, ubicado a 11 km de Carmen de Areco, sobre el km 138 de la ruta 7. 

Declarado Pueblo Rural y Turístico, este tesoro de alrededor de 150 habitantes, recibe a los que aquí llegan con ánimo de fiesta, tranquilidad, manjares y buenos momentos.

De pocas manzanas junto al predio de la Estación Ferroviaria, casas centenarias, plaza principal y una capilla de ensueño, el encanto natural de su entorno hace que sea una atracción todo el año.


Historia

En 1907 se aprueba el nombre de Gouin, propuesto por la compañía General de Ferrocarriles en recuerdo de uno de los accionistas franceses. Fundada el 14 de abril de 1908 por la Compañía Inmobiliaria Franco Argentina hallándose en la línea principal Buenos Aires-Rosario. 

Gouin es también conocido por su Fiesta Nacional del Pastel, que se celebra anualmente en diciembre. Este evento atrae a visitantes de toda la región para disfrutar de pasteles caseros, música y variedad de actividades.

Es por ello que en diciembre, Gouin se viste con sus mejores galas para recibir a todos aquellos que se acerquen para participar: degustación de pastelitos nacionales, buena música, compartir la elección de la mejor pastelera y de la reina del pastel.


Don Carlos, un imperdible

Desde la ruta un cartel anuncia a este pueblo turístico. El camino de tierra nos lleva hasta la antigua estación de ferrocarril, reliquia digna de conocer. 

A una cuadra nomás, el almacén de ramos generales San Juan está detenido en el tiempo, cerrado hace años y seguramente guardando en su interior tesoros que hablan de otros tiempos. En frente, en ochava Bar Don Carlos.

La atención es excelente, cálida y personalizada. Cada cliente se siente como en su casa. Ambiente acogedor, de la mano de sus dueños Carlos Ravenna (54) y Paola Almiron (50)

, hacedores incansables de las delicias que se sirven en las mesas de este bodegón conocido por su amplia variedad de platos tradicionales: sabrosas empanadas fritas (vale aclarar, receta familiar), picada y bocados de quesos, embutidos y aceitunas, (verdadera experiencia de sabores de elaboración propia), asado preparado a la parrilla con leña, locro. Capítulo aparte merecen las pastas frescas que son amasadas por Roxana Montenegro, desde las 7 de la mañana para que al mediodía los comensales ya puedan apreciar esta distinción culinaria.

Don Carlos dispone de un amplio salón comedor y también mesas al aire libre donde la vegetación y la sombra de los árboles acompañan para que la apacible estadía se prolongue durante horas. 

¨Es importante recalcar que somos muchos los que hacemos que este emprendimiento sea posible. No solo estamos mi senora, nuestro hijo, ahijada y yo. Un gran equipo trabaja en esta pulpería: Enzo, Juan, Iara, Valentino, Camila, Celine, Kevin, Brisa, Luisa y Rosana, Cintia, Mariana y Mirian¨, aclara Carlos, poniendo especial énfasis a modo de agradecimiento.

La estación

Según la placa situada en su galería, la inauguración de la estación fue en el mes de enero de 1908, a cargo de la Compañía Franco Argentina de Tierras. Debe su nombre al fundador de la empresa ferroviaria Compañía General de Buenos Aires.

Importante punto de conexión para el transporte de pasajeros y mercancías en la región a lo largo de los años, Gouin fue testigo de eventos históricos y desempeñó un papel crucial en el desarrollo económico y social de la zona. 

El tren dejó de funcionar definitivamente en la década de 1990 con la privatización de los ferrocarriles.

Igualmente, sigue siendo un punto de referencia fundamental y legado histórico que perdura en la memoria de la comunidad local.


Parada obligada

Viernes, sábados, domingos y feriados, Bar Don Carlos abre sus puertas de par en par. 

Definitivamente este bodegón agasaja y convoca: vermú mediante y anécdotas de la cultura rural, ideal para un encuentro familiar o punto de reunión entre amigos para compartir abundantes platos y un "asado que se puede cortar con cuchara".

Por María Celina Lundin

42 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page