google-site-verification: google4de8d2c53f298c40.html
 

Gran Canaria: Ecoturismo gastronómico e industrial



La destilería Ron Arehucas convocó los días 16 y 17 de marzo a 25 medios de Canarias y resto de España, tanto generalistas como especializados en gastronomía, estilo de vida, viajes y cultura, a una experiencia exclusiva llamada #ElArtedelaZafra. Organizada por Bolboreta Comunicación y Eventos en sus instalaciones y una de sus fincas de Arucas, Gran Canaria, tuvo como finalidad dar a conocer la cosecha anual de su caña de azúcar, el proceso completo de producción de su bebida principal que se genera con ella, y las novedades en su comercialización a través de la degustación sensorial y maridaje culinario.


Quien acostumbre a asociar la caña de azúcar o el café sólo a otras latitudes más al sur quizá se sorprenda al hallarlos en varias de las islas del archipiélago canario que, al fin y al cabo, son el sur subtropical de Europa ... al norte de África.


Este acontecimiento anual de la cosecha o zafra de la caña de azúcar que sirve de materia prima para la destilación de aguardientes y ron conllevaba un componente de descubrimiento de un escenario cercano y al mismo tiempo quizá más desconocido que otros, un terreno propio además de la misma Destilerías Arehucas, que otorgaba la oportunidad de adentrarse en la parte agrícola y la industrial como posibles expresiones de la cultura en torno al ron que esperaba encontrar en este lugar. La sorpresa final sería justamente la propuesta de cultura ronera gastronómica actual que están creando en torno a su marca.



Una propuesta cultural aún barbecho… pero a punto de brotar


Abierta desde 1884 el éxito del producto Ron Arehucas está acreditado, mientras que la inserción de su existencia y todo lo que le rodea en la economía de la experiencia se encuentra en ciernes aunque apunta maneras.


No es un centro de interpretación sobre el ron ni sobre la caña de azúcar ni sobre ambos, sino sólo de su ron. Lícito, lógicamente, pero lo convierte en un centro de visitantes y es un punto a advertir para quien tenga la expectativa de practicar turismo, ya sea foráneo o local, de cariz etnográfico y cultural de una cierta profundidad y enjundia que realmente refleje «el arte de la zafra» o siquiera el papel de Canarias como «la cuna del ron» … eso sí, desde la expansión del mismo hacia América durante la historia moderna, puesto que la difusión de la caña de azúcar se localizó desde una Nueva Guinea traída finalmente hasta otra isla vecina de la Macaronesia, Madeira, tras toda una travesía geográfica y cultural por varios continentes.


Están introduciendo innovaciones como la teatralización de la ruta a través de la participación de intérpretes de personajes históricos claves de Ron Arehucas y la visita al campo de caña de azúcar con muestra de su corte y degustación in situ. En este último caso ambos, demostración y cóctel, fueron llevados a cabo por el maestro de ceremonias que nos acompañó durante el evento, el bartender embajador de Ron Arehucas Óscar Lafuente de Blas. Por ahora los visitantes solo tienen posibilidad de acceder a la destilería acompañados de guías. Esta ruta, la primera en el ránking de Arucas en Tripadvisor y con la que coincidimos con grupos en la mañana del 17 durante el tour, comienza por la bodega y continúa por la planta de molienda y fermentación, el visionado en pantalla de la zafra de la caña de azúcar, fotos de la historia y actualidad de la empresa acompañadas de una colección de botellas y otros utensilios técnicos, el proceso de embotellado y de nuevo la salida por la bodega en dirección a la degustación y tienda.


En este sentido sí que cumple a la perfección con la línea de turismo industrial que representa en tanto que industria viva que muestra el funcionamiento de su actividad dentro de la planta de producción.


Cultura ronera en el vaso y en la mesa

Todas estas características parecen traducirse en un nivel de glucosa determinado que, debido a los estándares de los controles europeos, significa no ser tan dulce como otros rones caribeños, pero sí más auténtico. A lo que se une que debido a la diferencia de temperatura en las distintas latitudes, otros rones en climas más calurosos perderían más agua, dulzura y sabor en barrica en comparación con el de Ron Arehucas.


Es de suponer que aprender estas indicaciones ya es tener cultura ronera… La adquirida tras el paso por esta destilería gracias a la agencia de comunicación especializada en los sectores gastro y lifestyle Bolboreta Comunicación y Eventos a la que se confió #ElArtedelaZafra El broche final llegaría con nuestra participación en el proyecto Cultura Ronera que están implementando entre profesionales de la hostelería de toda España con el asesoramiento de Óscar Lafuente de Blas. Consiste en formación y diseño de cata al cliente final maridando las distintas variedades de su ron con tapas. Las disfrutadas ese día junto a las mejores variedades de Ron Arehucas contenían otros elementos gastronómicos de los que destacar los ingredientes locales: café de Agaete, flores ecológicas, almogrote, batata y sal de Lanzarote. Más información para interesados/as en https://culturaronera.com


Y para quien se haya quedado con ganas de conocer más y quizá visitar la que se anuncia como la mayor bodega de ron de Europa y probablemente la más antigua: https://arehucas.es


Carmen Real Perera





120 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo