google-site-verification: google4de8d2c53f298c40.html
top of page

El devenir del río

En mis veinte años de turismo, y diez de periodismo turístico, tuve la fortuna de recorrer el Río Uruguay tanto del lado argentino como del lado uruguayo y brasileño. Las malas lenguas dirán que este río separa a Argentina de Uruguay y Brasil, pero en realidad los une. O debería. Siempre consideré que los seres humanos nos equivocamos al elegir a la naturaleza para separar. Como periodista turístico me propuse siempre tratar de ofrecer una mirada disruptiva y crítica.


He publicado diferentes artículos sobre los destinos que se encuentran en sus márgenes, pero nunca había pensado en el río en sí mismo. Los profesionales del turismo dirán que es un atractivo turístico, pero tamaña fuente de vida que ocupa casi 400 mil kilómetros cuadrados y tiene un caudal de casi cinco mil metros cúbicos por segundo, no debería ser reducido bajo nimiedades técnicas.


Fotografías: Jésica Popowicz. Asistencias Turísticas BA


Tampoco debería ser restringido a cifras (otro mal del periodismo). Este Río representa mucho más que la cantidad de afluentes, islas y puentes que lo atraviesan. Representa mucho más que su longitud o que sus coordenadas. Y hablando de cifras es interesante observar cómo una gran cantidad de empresas le tomaron prestado su nombre, tanto que si uno googlea “Río Uruguay” encontrará primero la oferta de pasajes, seguros y alojamiento; y en medio del caos de esa maraña comercial que se pierde, perdón, que se encuentra entre los más de 577 mil resultados, es posible hallar algunos sitios con información propia del Río. Algunos confusos, como el que te indica ¿Cómo llegar al Río Uruguay en colectivo?


Las noticias periodísticas que se publican día a día no son muy profundas ni muy originales: crecidas y bajadas del nivel del agua, contaminación, problemas con sus represas y cuerpos hallados en su lecho. El premio a la banalidad se lo lleva Wikipedia al “informar” que este río fue “descubierto” entre el 10 y el 13 de enero de 1520 cuando fue explorado por la expedición de Fernando de Magallanes. Una vez más, la mirada eurocéntrica.


Río es agua y agua es vida. Y pienso en vida, en mucha vida cuando del Río Uruguay se trata. El Río habita en cada uno de nosotros y cada uno de nosotros habita en el Río. El Río lleva y trae vida, y eso es lo que más importante. Da igual si somos periodistas, profesionales del turismo, historiadores, empresarios o políticos, ante todo somos vida y allí debemos tener puesta la mirada, y el cuerpo.


Miguel Ledhesma


Fotografías de @AnibalNoro






66 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page