google-site-verification: google4de8d2c53f298c40.html
 
  • neuzamaria9

Entrevista a Felicitas Lozada Biedma sobre el Periodismo Religioso

"La institución religiosa tiene cierto temor o escrúpulo a la comunicación”


Lic. En Comunicación Social de la Universidad Austral. Cronista y administradora de medios en Agencia Informativa Católica Argentina.


Entrevista incluida en el libro Periodismo: un mundo de especializaciones


1- ¿Qué lo llevó a usted a especializarse en este tipo de periodismo? ¿Cómo fue el proceso?

Probablemente debido a la educación religiosa que recibí desde niña, ya desde mi adolescencia descubrí mi interés en las diversas creencias y en la búsqueda del hombre de lo trascendental. Cuanto más conocía, más me daba cuenta de lo positivo de las religiones y lo poco o mal que se comunicaba sobre ellas.


Comencé a trabajar en esta área siendo aún estudiante universitaria, creo yo que gracias a la poca cantidad de jóvenes que se interesan en esta especialización.

Con el tiempo fui ampliando y profesionalizando mis conocimientos. Al terminar la universidad realicé un curso sobre diálogo interreligioso, del instituto de diálogo interreligioso (IDI) y otro sobre "Cómo comunicar la fe", de la Universidad Austral.

2-. ¿Qué tan valorada siente que está su especialidad por la sociedad y por los medios de comunicación?

Considero que en la última década ha crecido el interés por este tipo de periodismo a causa de los conflictos religiosos y políticos que han involucrado a muchos países en el mundo. Sin embargo, en general es una especialidad mal rentada y en muchos casos le cuesta a la sociedad ver su importancia de que sea realizada de manera profesional.


3-. ¿Cuáles son los principales conflictos y presiones con las que se encuentra en el desarrollo de su actividad periodística especializada?

En algunos casos, se cree que por pertenecer o saber de una religión es condición suficiente para comunicar sobre ella, lo que lleva muchas veces a la falta de profesionalidad en el área de trabajo. En otros casos, la institución religiosa tiene cierto temor o escrúpulo a la comunicación y no se abre a que se la pueda dar a conocer, aún menos con el lenguaje que se utiliza actualmente. Se teme también que lo sagrado se vuelve "mundano" o hay tabúes e internas que no se quieren mostrar.

Además, ciertos temas de la religión no entran en agenda porque "no venden" o no van a favor del lobby ideológico del momento o de los intereses económicos de personas, medios o países con poder.

4- ¿De qué manera impacta internet, blogs y redes sociales?

Sin duda, como al periodismo en general, la llegada de internet, y luego las redes sociales, cambió la dinámica de la profesión. Aquellas noticias que antes tardaban semanas en llegar y distribuirse, hoy -en unas horas- ya son antiguas. Asimismo, el acceso a la información es más democrático y las noticias tienen mayor alcance. Pero la naturaleza del internet y la dinámica propia de las redes causan también un consumo más fugaz, menos profundo y así también lo es el contenido de la información. La adaptación del periodismo religioso a esto provoca en muchos casos falta de contexto, poca profundidad, generalizaciones, entre otros problemas. Sin duda, como siempre, continúa el desafío de adaptar la comunicación al lenguaje de cada momento, velando siempre por estándares de calidad.


5- ¿Considera que su especialidad es de transformación social?

La comunicación genera una respuesta en el otro, consciente o inconscientemente. Nuestras palabras y acciones pueden llevar a una o más personas a actuar en consecuencia. Desde mi lugar profesional esto es una responsabilidad. Cada palabra que elijo, la forma en la que escribo o el contenido que seleccione, puede impactar en el imaginario colectivo de la sociedad y su forma de ver a los grupos sociales y religiosos. Hay que ser conscientes de esto y tener una ética formada.


6-.¿Qué relación encuentra usted entre su especialidad periodística y el turismo?

Existen infinidad de fiestas religiosas que por su tradición e historia se han vuelto de elevado atractivo turístico. Sin duda la comunicación, especialmente aquella especializada en esta temática, tiene su papel allí. En la Argentina ningún medio local puede perderse la representación teatral de "La Pasión" en Tucumán, la oración al Señor de la Peña en La Rioja, las peregrinaciones a la Difunta Correa en San Juan, la peregrinación a Luján o al Santuario de Nuestra Señor de los Milagros de Mailín en Santiago del Estero. Cerca de 200 mil personas participan de estas experiencias religiosas, acontecimientos que la prensa local no puede dejar de mencionar.


Ciertamente hay muchos más ejemplos. Museos, historias que se descubren de religiones antiguas, viajes de turismo religioso (Peregrinación a la Meca, al Muro de los Lamentos, centro budistas, Tierra Santa, Camino de Santiago por citar algunos ejemplos), turistas que visitan la Sagrada Familia en Barcelona. Y ni hablar del “Efecto Francisco”, el papa del fin del mundo que revolucionó las redes sociales. Todas las semanas escuchamos alguna noticia relacionada con visitas al Papa en el Vaticano. jóvenes que se dirigen a la Jornada Mundial de la Juventud y que tal vez luego aprovechan para seguir recorriendo otros destinos cercanos o personas que van a los sitios de sus visitas apostólicas como la reciente visita a Chile.

7- ¿Cuáles son sus apreciaciones para con el periodismo turístico?

Considero que se encuentra en una situación similar al periodismo religioso en el sentido que no está tan instaurado o desarrollado como otros tipos de periodismo, por citar al deportivo y al político que cuentan con tantos profesionales especializados en esas temáticas. No quiere decir que no sean ramas del periodismo de relevancia, para nada.


Puedo observar también que en los medios de comunicación, se asocia al periodismo turístico con maneras de hablar de los destinos de moda para la próxima temporada de vacaciones, de la inauguración de un hotel o de los “MUST” que hay que hacer en tal lugar y se dejan de lado muchas cuestiones sociales o no comerciales que también están relacionadas con el turismo.

8- ¿Qué cambiarías del periodismo?

Son varias cosas las que considero necesarias cambiar. Primero, velará por más ética y prudencia a la hora de publicar cualquier información porque en muchos casos se publican cosas sin los estándares básicos de chequeado por el afán de tener la primicia o por “ser rápidos” y no se mide el impacto, la responsabilidad, las consecuencias y la influencia que lo que se publica puede tener en el público. También creo necesario que las noticias busquen construir, que se parezcan lo más posible a la verdad, que incluyan pluralidad de voces y fuentes y que dejen al público razonar y decidir qué les parece lo más "cierto".


Link de Descarga



Autor: Clara Fabiani

Publicado por: Neuza Fernández Celedón



52 vistas0 comentarios