google-site-verification: google4de8d2c53f298c40.html
 

Entrevista a Miguel Ledhesma “Visión del Turismo tras COVID”

Entrevista Miguel Ledhesma, periodista turístico, director y fundador de la Organización Mundial de Periodismo Turístico (OMPT), quien nos habla sobre las oportunidades y de la nueva normalidad de realizar turismo tras la pandemia, además, del buen uso de las tecnologías para el reinvento de las pequeñas y grandes empresas, en este primer Instalife de Sonia Hidalgo.


¿Cómo es la visión nueva del turismo?


Me gustaría empezar diciendo que, lamentablemente se puso demasiada esperanza en la vacuna y no se está diciendo, no se está hablando en relación a que la vacuna lo que hace es evitar que la persona se contrae el virus, no evita que nos contagiemos, y las que se están aplicando hasta el momento es para evitar que la gente se muera solamente. Entonces tenemos que empezar a tener en cuenta que esto va a llevar mucho más tiempo que en realidad traíamos, pero no porque se empezó a vacunar la pandemia deja de estar, la gente se deja de contagiar y todo va a ser como si nada, nos tenemos que seguir cuidándonos estemos vacunados o no tenemos que seguir cuidándonos.


Entonces eso implica que esto demore más tiempo que el que quizás creíamos, los límites todavía siguen existiendo, no se trata de tener una mirada apocalíptica sino por el contrario, entender cómo son las cosas para tomar las mejores decisiones en relación a sí todavía seguimos cruzado de brazos esperando que llegue el turista internacional, que eso va a llevar más tiempo del que creíamos. Si todavía no hice nada para revertir la situación y que mientras puedas seguir generando, como empresario, emprendedor o como guía de turista, va a seguir trabajando y todavía no hice nada tengo que empezar a hacerlo, si por lo menos 2 años más nos esperan bajo estas circunstancias.


Entonces es necesario empezar a ver las oportunidades que tenemos, lo que nos está pasando, y una gran oportunidad, se vieron que aparecieron sobre todo a partir del año pasado, y qué si todavía no nos amigamos con ella, vamos a seguir lamentablemente estancados, tiene que ver con la tecnología. Si yo, hoy guía de turismo, agencia de viajes, hoteleros y a lo que sea que me dedique todavía no empecé a entender que es la tecnología virtual, tengo un abanico de oportunidades gigantes, porque, además, la gente se ve obligada a consumir muchas cosas a través de la tecnología producto de la pandemia, por ejemplo en mi caso como profesor fue una gran oportunidad, porque todo el mundo se comenzó a acostumbrar a zoom o cualquier otra aplicación para recibir un curso, una clase, entonces, para mí fue una gran oportunidad, porque más allá de que en algún momento pasé la pandemia, yo voy a poder seguir dando cursos virtuales porque la gente ya está acostumbrada, sabe que es algo que realmente no es tan lejano, que se puede aprender a través de la tecnología, en los vivos de Instagram por ejemplo lo que estamos haciendo ahora, yo la primera vez que hice un vivo de Instagram fue el año pasado a partir de que empezó todo esto, no lo había hecho nunca, no le habría encontrado la razón para hacerlo.


Entonces me parece que en la tecnología tenemos una gran aliada, en la mayoría de los casos todo es gratuito porque simplemente necesitamos conexión internet y animarnos a aprender, porque ni siquiera es que tenemos que estudiar años para poder usar todo lo que hoy nos ofrece, es perdiendo el miedo y es encontrando como lo que nos pueda servir a cada uno, porque tampoco es que vamos a usar todo o que todo realmente puede ser positivo, va a depender del uso que le puedo encontrar a eso, pero algunos todavía le sigue temiendo a la tecnología, la sigue rechazando, realmente tiene que cortar con eso y empezar a ver qué le puede ofrecer la tecnología para seguir trabajando o para encontrar una nueva posibilidad laboral, quizás no pueda seguir con lo que estaba haciendo, pero seguramente a descubrir ahí, la posibilidad de hacer otras cosas y es muy importante empezar a entender que ya el turismo no es solamente por el turista que viene de otro país, sino que empezar a entender que tenemos nuestro propio lugar, un montón de turistas potenciales que pueden consumir nuestro producto o servicio, porque hasta que apareció lo de la pandemia, estaba siempre puesta la mirada en el extranjero y no tanto en el adentro, el mismo turista, el argentino o el ecuatoriano conocía más afuera que su propio país, entonces acá tenemos una gran oportunidad que es la persona que vive donde yo, seguramente no conoces el lugar y seguramente tiene por descubrir un montón de otros sitios, que hasta el momento quizás pasaban desapercibidos.


Entonces, tengo que empezar a trabajar en la tecnología, con este turismo lo cambio a lo regional o nacional, que me permita seguir adelante y tengo que salir de esa situación. Siento que hay mucha gente cruzada de brazos esperando que todo vuelva a ser como antes y lamentablemente van a quedarse ahí agonizando un tiempo más, porque como decía antes la vacuna no evita los contagios, los contagios van a seguir. Lo veníamos adelantando del año pasado, y creo que sigue siendo así, es la que tiene que ver todo lo que se haga con espacios abiertos, espacios naturales, espacios rurales, que muchas veces se prestan también, porque aquí la gente puede seguir manteniendo la distancia social, seguir cuidándote, es más difícil que el virus se propague. Entonces ahí tenemos otra gran oportunidad, otro gran trabajo por hacer y esto lo vinculo absolutamente con una gran obligación, que es la de entender que si no hacemos un turismo completamente sostenible, el recurso se nos acaba, el planeta tierra es uno solo, tenemos que comenzar a cuidar también el patrimonio cultural, esto que pasaba antes de que se llenaba de turistas en los sitios y filas larguísimas, gente realmente explotando, porque ahora eso no puede seguir pasando con o sin pandemia.


Eso debería dejar de suceder, me parece que es un aprendizaje que tenemos que hacer, si no decidimos empezar a hacerlo para tomar conciencia esto de la gente aglutinada, agolpada. Por más, que en algún momento se encuentre una cura, algo que evite el contagio, parece que eso debería dejar suceder porque no está bueno, no está bueno para nadie, entonces ahí están las claves bajar un poco de esa ignorancia, la gente esperando que la vacuna sea la esperanza y no viendo que las cosas sean como antes, esto es natural en los seres humanos, es normal que nos pase a todos nos va a costar un poquito más o un poquito menos, porque nos resistimos al cambio. Pero eso no va actuar porque si nos quedamos con los brazos cruzados no vamos a lograr nada bueno.


Actualmente se está hablando muchísimo del término de Staycation, que son justamente las vivencias del turismo dentro de nuestra propia ciudad, propio país ¿Cómo lo están llevando esta tendencia allá en Argentina?


Lo primero que te voy a decir, es que el turismo no contagia, es una campaña que realizamos el año pasado y qué lo van a encontrar justamente haciendo click sobre el #ElTurismoNoContagia. Es algo que pude poner a prueba en la última temporada de verano aquí en Argentina, viajando por diferentes provincias del país y si uno realmente cumple con los protocolos sanitarios, mantener el distanciamiento, usar en todo momento el tapabocas, se las manos, el alcohol gel, no hay riesgo. El problema es cuando la gente, que eso lamentablemente sigue sucediendo, la gente se reúne en espacios cerrados a beber alcohol, a comer y todo lo que pase una fiesta y ahí es cuando se da el principal foco de transmisión, realmente en los aviones no, los autobuses no, en un restaurante no, porque si comes afuera o adentro con este distanciamiento no hay contagio, te digo por lo pude vivir, lo puede comprobar y ahí tenemos esta gran oportunidad, que es la del Staycation, hacer vacaciones o viajar en tu propio lugar y todos tenemos todavía muchas cosas por conocer, si bien yo conozco todo mi país, hay rincones que todavía seguramente no conozco, porque seguramente no sepa que existan. Entonces viajar dentro del país te ayuda, te alimenta tu propia identidad, porque tú eres de ese país. Siempre es más económico viajar afuera, o por lo menos así debería ser.


Los Gobiernos deberían tratar de motivar que el propio nacional viaje y recorre su territorio, por lo menos aquí se han dado varias posibilidades de reintegro para el turista, el país devolvió el 50% de lo gastado para que lo siga conservando en el turismo, si han habido diferentes promociones lo cual me parece que está bueno, la gente lo supo aprovechar es una oportunidad para conocer tu país y que, además, el riesgo de contagiarse es mínimo, entonces me parece que está bueno que aquellas empresas que quizás todavía no lo están aprovechando, tienen que comenzar aprovecharlo y más allá de que quizás ahora no estemos en un momento de vacaciones, todas los meses hay fines de semana largo. Me parece que el gobierno tiene que dar facilidades en ese sentido, pero si las empresas no están trabajando como para brindar el servicio o un producto al turista, se devuelve difícil también, porque si siguen esperando al extranjero que venga con los dólares realmente eso está complicado, y si el turista no tiene restaurante donde comer, un hotel donde alojarse, también se hace difícil viajar por tu propio país, es una gran oportunidad que me parece que todo tenemos que comenzar a ver y entender que es muy seguro hacerlo si se hace las cosas bien.


¿Qué recomendaciones das ahora para las diferentes promociones de acuerdo a la comunicación y periodismo?


Para mí la clave no está tanto en la promoción, está muy desconfiada la gente, ya no cree en la publicidad, la gente cree cada vez menos en los influencers, ya no cree en todo este mensaje publicitario, por qué siempre es un mensaje perfecto, mensaje que te invita a vivir un destino donde todo es maravilloso, y la gente más que nada por esta pandemia sabes que las cosas no son así. Entonces cuando yo le voy con ese tipo de mensajes, no estoy llegando, va a ser muy difícil. Lo que hoy la gente necesita es información honesta, esas son las dos grandes palabras que me parece que están haciendo falta, sobre todo porque es algo que se le pide al poder político, esos quienes toman grandes decisiones, todo esto estamos ávidos y necesitados de honestidad, también atravesado por constantes fake news, porque se dio la gran explosión a través de la pandemia por las noticias falsas, en todo el mundo vinculadas a diferentes cuestiones, entonces hoy lo que necesitamos es honestidad. El año pasado una de las conferencias que di, también fue para Ecuador, para una universidad, y hable del marketing de la verdad, que no es un marketing que exista, no es que aparezca en los libros, pero creo que es un marketing que debemos empezar a desarrollar, cuando yo le soy honesto al otro, podemos hacer un ejemplo simple y claro, yo invito a alguien a mi casa y le digo, “te invito a mi casa para celebrar mi cumpleaños, va haber comida por favor trae un abrigo porque no tengo calefacción”, le dije que va a ver todo esto bueno pero aquí hay algo que no va a estar bien, y le previne para que no la pasé tan mal. En cambio, si yo le digo, “la vas a pasar súper bien” y nada más, la persona llega, se da cuenta que no hay calefacción, y no traje abrigo, no la va a pasar también y es más puede que a la próxima no vuelva o no quieras volver, porque hay algo que no le conté de todo lo que está pasando, siquiera se trata de que yo mienta porque quizá no estoy mintiendo, pero quizás hay cosas que no estoy contando. Yo le puedo decir al turista ven a tal lugar porque vas a encontrar todas estas cosas buenas, te la vas a pasar bien, con esto puede hacer uso y disfrute de ciertas cosas, tienes que cuidarte a cierta hora de la noche por la inseguridad, o no deberías irte hacia determinados lugares, o deberías tener en cuenta que en términos lugares las cosas son mucho más caras que en otro lugar.


Me parece que ahí está el camino, y por eso cada vez más gente se está metiendo en el mundo del periodismo turístico, que nosotros como Organización Mundial de Periodismo Turístico venimos desarrollando así ya 10 años y proponiendo a la gente que a que desarrolle el periodismo turístico, era justamente ese muy publicitario, muy superficial, este periodismo turístico que nosotros proponemos desde hace tiempo y que busca justamente honestos, que seamos críticos, no negativos porque no se trata de ver sólo lo malo, sino que podamos encontrar un equilibrio en ser honestos con el público, ya sean turistas o no. Me parece que hoy más que nunca necesitamos ser más humanos, nuestra humanidad, no tener miedo, porque no existe la persona perfecta, ni la empresa perfecta y el destino perfecto.


Entonces si nosotros empezamos a vincularnos más, reconciliarnos más, justamente con eso que nos hace seres humanos, ahí las cosas van a empezar a hacer de otra, y yo puedo pedir disculpas, porque además, es algo que no salga tan bien como se esperaba, porque puse todo de mí, pero no todo depende de uno, el tema es cuando nos creemos perfectos y no comunicamos a la percepción, y el turista va contratar queriendo esa perfección, porque él pagó y es lo que le prometieron, pero lamentablemente eso no existe, tenemos que empezar a ser realista.


Se habla también de que el turismo de masa obviamente va a tener una transición muy fuerte, ¿es posible que exista tanto este turismo de masa? ¿qué percepción se tiene ahora en Argentina de este tipo de turismo? ¿qué acciones están haciendo allá con respecto a la comunicación, a las empresas, guía de, cuánto a fomentar el turismo local?


Tengo una mirada más pesimista en relación a esto, lamentablemente el turismo de masa va a volver, lo que sucede, yo como empresario de lo que sea que ofrezca necesito facturar, a mí lo que me importa es que venga mucha gente, entonces entre más pueda venderles es mejor para mí, en cambio si yo me tengo que limitar, como seguramente está sucediendo ahora por todas las medidas que están tomando los diferentes gobiernos, se puede ver limitada, la pregunta es ¿cuánto tiempo más puedo seguir trabajando de esta manera? brindando un servicio tan individualizado, porque, además no lo puedo subir porque o sino nadie lo va a comprar. Realmente creo que va a ser muy difícil encontrar el equilibrio en eso si llega el turismo de masa, pudiendo trabajar y pudiendo tener una facturación que me permite seguir adelante, tener buenas ganancias. Entonces cuando todo esto pase, vamos a seguir conviviendo con ambas realidades, donde todavía se ofrezca el distanciamiento social, diferentes protocolos y un turismo más individualizado.


Pero va a volver el turismo de masa lamentablemente, ojalá no fuera así, pero para mucha gente siempre prima el interés económico por sobre cualquier otro, a menos que los gobiernos apoyen los diferentes subsidios, pero tampoco va a suceder. Cuando todo esto pase realmente no creo que ningún gobierno siga apoyando a los privados económicamente, para que estos puedan ofrecer un turismo más individual, sin embargo creo que si va a seguir en paralelo, por qué la gente se empezó a dar cuenta que tiene un montón de facilidades y un montón de atractivos en el país para recorrer, conocer, yo creo que ahí sí hay una buena puerta que se abrió y que no se va a cerrar, otro por cuestiones económicas me parece que lamentablemente no va continuar por lo menos del todo.


¿Hay algún proyecto de sostenibilidad de turismo comunitario, turismo rural que se está fortaleciendo más en estos momentos? o ¿se están tomando decisiones todavía en cuanto a este tipo de turismo?


No, lo que pasa es que solamente no se está ni siquiera pensando, porque ahora la urgencia es ver cómo hacer para que las empresas que sobrevivieron, porque tengamos en cuenta que un 30% de todas las empresas vinculadas turismo, hoteles, restaurantes, agencias y demás, el año pasado cerraron la puerta de forma definitiva. Entonces ahora se está pensando en ver cómo este 70% que sí sobrevivió pueda seguir haciéndolo, por eso las fronteras nacionales no cerraron como el año pasado, alguien que quiera recorrer otra provincia puede hacerlo actualmente, entonces creo que estamos en el foco ahí, y realmente, por lo menos Argentina, no es un país que haya puesto demasiado el foco hasta ahora. Sostenible recibe una palabra que es muy importante y en la cual tenemos que trabajar mucho, que es la accesibilidad, porque no todo el mundo lamentablemente puede hacer turismo, quisiera o se debería, porque todavía en relación a la accesibilidad a este turismo inclusivo que permite que todos puedan disfrutar los diferentes atractivos, servicios y productos. Todavía nos falta un montón en Argentina y ni hablar del resto de los países de Latinoamérica, porque pensemos las grandes ciudades, Buenos Aires, dentro de todos es una ciudad bastante accesible, bastante armoniosa para el traslado las personas y demás, en cambio hay otras ciudades de Latinoamérica, muchas en la que uno, que no es discapacitado tiene complicado el traslado, tiene complicado cierto accesos, hay veces que no hay ni niveletas, está muy rotas, ni hablar de las calles, transportes públicos, subirse a lugares en bus y hacer turismo aventura. Realmente no están dadas las condiciones entonces, imagínense una persona que tiene una discapacidad. cómo hace para poder trasladarse o para poder hacer turismo. Me parece que tenemos que trabajar mucho como latinoamericanos todavía en relación a lo sostenible y relación la accesibilidad.


Como periodista ¿Qué puede rescatar de toda esta situación de transformación que se está llevando a cabo después de la pandemia? en cuanto a las empresas en el turismo


Lo que pasa, es que el gobierno no acompañen el proceso de transformación, lamentablemente todo termina quedando en procesos aislados, y el trabajo en equipo es otra de las cuestiones que nosotros como organización tratamos de fomentar, y vemos que no se da demasiado cuando hablamos de turismo que trabaja el gobierno en la parte los privados, aparte de las organizaciones sin fines de lucro, de las universidades que vive en el lugar, porque la comunidad muchas veces no es tomada en cuenta, pero qué pasa si el gobierno no es el que tiene el poder o de alguna forma, es el que motiva a que ese trabajo en equipo se vea cómo se vuelve más difícil, más lento y todo termina quedando como una pequeña escala. La gran realidad lamentablemente, donde no hay un gobierno que propicie todo esto, todo queda en esfuerzo. Es buenísimo que esto pase, ejemplo cámara de turismo, organizaciones, pero cada uno al final termina tirando para su lado, para dónde estás se enfocan en sus intereses, porque no están acostumbrados a trabajar en equipo. Trabajar en equipo es algo que se tiene que aprender, no nacemos sabiendo trabajar en equipo, no nos enseñan en la escuela y en la universidad, entonces dado todo donde un gobierno, quizás no lo hace, entonces lamentablemente todo puede ser muy bueno, pero siempre queda en estas cuestiones particulares.


Acá en el Ecuador se están desarrollando los pueblos mágicos, ¿se podría tal vez vez desarrollar este este proyecto también Argentina?


Existe en Argentina, y lamentó que existan otros países, es una copia de México, toman lo mismo y tratan de aplicarlo en Ecuador, cuando Ecuador tiene un montón de particularidades, un montón de cosas propias que realmente podrían desarrollar. Entonces, ¿por qué copiar? ¿porque llevar algo exactamente igual, para poder replicarlo en un lugar que es completamente distinto? que por suerte es completamente distinto Ecuador de México, porque están lejos, porque es otra cultura, otra historia, son muchas cuestiones de realidades, entonces lamento que Ecuador empiece nada a copiar esta fórmula a México, es algo que le funciona, que los identifica a ellos. Ecuador podría haber hecho otras cosas, haber aprovechado las ideas ecuatorianas, la realidad para poder desarrollar algo que puede ser similar, porque uno puede imitar cosas cuando salen bien, uno puede probar a ver si sale bien también en tu propio lugar, pero lamento porque en Ecuador hay tanta gente con tantas ideas que seguramente son muy buenas y que se pueden aplicar, desarrollar, entonces, qué pasa cuando uno copia algo las cosas exactamente iguales con el mismo nombre, todo el mundo va comparar, todo el mundo sabe la existencia de los pueblos mágicos de México porque es algo que llegó lejos, entonces todo el mundo va a terminar comparando y qué es así, porque psicológicamente va a suceder, Ecuador la va a sentir en un segundo lugar porque las primeras fueron los mexicanos en hacerlo. Realmente yo no sé si beneficia tanto al país el haber copiado esto de los Pueblos Mágicos.


Mucha gente se quedó varado también cuando empezó la pandemia, justamente con esto se ha visto muchísimo sobre el voluntariado en turismo.


En relación al voluntariado también tengo una postura crítica, porque a veces se le llama voluntariado y no es tal, muchas veces las empresas, los hoteles, diferentes emprendimientos, buscan a las turistas de otras partes del mundo para que hagan de voluntario con el trabajo, les ofrecen alojamiento a cambio de que ellos trabajen, entonces es una cuestión colaborativa, de canje, donde yo te doy algo.


Yo creo que está también un poco con todo esto escapando a una realidad económica, laboral, legal, que debería existir donde el otro me da su trabajo gratis, yo le doy cosas gratis, pero no está pagando impuestos, no está pagando por el trabajo del otro. Bueno sí tú hacías eso, va a llegar un momento donde ya no va a tener una jubilación, porque nunca hizo aportes, entonces me parece que cómo que escapan del sistema, que también tiene sus beneficios, son leyes que me parece que hay que cumplir. Entonces, cuando muchas veces las empresas se corren a esto, el voluntariado, la gente que es una zona gris en donde tampoco tiene beneficios, porque está bien un alojamiento, a una comida, pero ¿qué pasa si esa persona se enfermó? ¿qué pasa si esa persona tiene un accidente? me parece que por ahí se abusa del voluntariado, como para escapar de un cumplimiento laboral, todo depende de para qué es el voluntariado, con quiénes, en qué momento. Obviamente que lo solidario está muy bien y ayudar puede ser algo muy bueno, pero depende de cuándo, cómo y con quién lo hago.



Neuza Fernández Celedón

Sonia Hidalgo