google-site-verification: google4de8d2c53f298c40.html
 

Historia del periodismo turístico. Parte 3

Parte 3: Periodismo turístico:


En esta nueva etapa del periodismo turístico se empieza a tomar conciencia de que el periodista turístico debe informar, haga uso o no de recursos literarios, y que en un medio de comunicación existirán espacios para la publicidad, pero que eso nunca debe confundirse con la labor del periodista. En este sentido es útil la cita que retoma Pérez Tzaquitzal (2017, p.36):


Gómez de la Serna indica que las características fundamentales de un viaje ilustrado eran su reformismo pedagógico, su propósito didáctico e intención de informar y comunicar; su conciencia de la realidad, anotando todo con objetividad, minuciosidad y sentido crítico; un criticismo objetivo, realista y positivo, cargado de sugerencias para impulsar cambios; un compromiso social y político proyectado en la honestidad del autor con una causa y con sus propias convicciones y finalmente, el prosaísmo cientifista, en el que se renuncia a lo literario, eligiendo una redacción sobria, clara e inteligible.


A su vez, el contexto globalizado que hoy en día permite a cualquier usuario a acceder a cantidades de información desde cualquier parte del mundo, llevará al periodista turístico a poner énfasis en su lugar de residencia, para informar desde una mirada contextualizada y profesional sobre lo que el turista podrá encontrar en el destino. Ya no se trata de periodistas turísticos que deben viajar grandes distancias para hacer su trabajo, sino que de periodistas que conocen su propia región en profundidad. Por otro lado, como Robledo-Dioses (2017) agrega: