google-site-verification: google4de8d2c53f298c40.html
top of page

Investigación: Importante operador turístico europeo posee prácticas laborales no éticas en Argentina.

Un trabajo de investigación periodística realizada en exclusiva para la OMPT, ha provocado revelaciones impactantes sobre prácticas laborales de un importantísimo tour operador de origen europeo.


El operador turístico "Greca viajes", reconocido por su especialización en destinos como Grecia y Turquía, ha sido puesto bajo el reflector tras una investigación exhaustiva llevada a cabo por este periodista.

Con oficinas tanto en Atenas como en un espacio de coworking en la emblemática Avenida Corrientes 1386, séptimo piso, en la ciudad autónoma de Buenos Aires, este operador parecía estar en la cima del éxito. Sin embargo, tres importantes fuentes internas de la empresa han arrojado una luz inquietante sobre sus prácticas laborales.


Según los hallazgos de esta investigación, la compañía operaba al margen de la regulación establecida por la ley nacional de turismo anterior al decreto de necesidad y urgencia firmado por el presidente Milei, que desreguló la actividad. Es decir, la empresa de viajes, no cuenta (ni contaba) con legajo correspondiente, ni posee representante técnico en Argentina,


Pero las irregularidades no terminan ahí. Fuentes cercanas a la investigación revelaron que los empleados de la oficina en Buenos Aires enfrentan condiciones laborales precarias. Las remuneraciones se realizan "en negro", sin los aportes ni cargas correspondientes a los convenios del sector. Esta situación no solo vulnera los derechos laborales básicos, sino que también genera un ambiente propicio para el acoso laboral.


La atmósfera de trabajo, continuaron explicando las fuentes, se torna aún más opresiva con la presencia de medidas de vigilancia extrema. Según testimonios recabados, los empleados son monitoreados de forma remota mediante cámaras de vigilancia, y cada computadora está equipada con un software espía que registra conversaciones por WhatsApp, correos electrónicos y cualquier texto introducido en el teclado. Este nivel de vigilancia constante, más propio de una distopía que de un entorno laboral ético, ha contribuido a una rotación de personal alarmantemente alta, tanto en la oficina de Buenos Aires como en la de Atenas.


Ante estas revelaciones, surgen interrogantes inevitables sobre la integridad y la ética profesional de la empresa. ¿Cómo es posible que una empresa tan prominente en el sector turístico se vea envuelta en prácticas laborales tan cuestionables? ¿Qué medidas tomarán las autoridades competentes para abordar estas preocupaciones y garantizar condiciones laborales justas y respetuosas para los empleados?


Mientras tanto, los trabajadores de esta empresa enfrentan una encrucijada: permanecer en un entorno laboral opresivo o arriesgarse a perder su sustento al abandonar la empresa. En última instancia, este escándalo pone de relieve la importancia de una supervisión constante de las prácticas empresariales y la necesidad de una regulación efectiva para proteger los derechos de los trabajadores por parte de las autoridades.

Carlo Cosentino

568 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page