google-site-verification: google4de8d2c53f298c40.html
 

Montevideo, desde la Ciudad Vieja hasta los barrios más coquetos, aire de río y tranquilidad



A diferencia de la mayoría de las ciudades, Montevideo sorprende por su tranquilidad.

Tomando el ferry en Buenos Aires, en tan solo tres horas se desembarca en la capital de Uruguay. El casco antiguo es pintoresco (aunque poco mantenido debo decir) e interesante por su historia, cultura y arquitectura. Alberga numerosas empresas, oficinas estatales, bancos, museos, galerías de arte y centros culturales.


El Mercado del Puerto es paso obligado si se quiere sentir el latir de este valor de América del Sur.

El exquisito aroma humeante pasea por los pasillos. Dificultoso decidir dónde sentarse.


Dónde dormir

Para pasar la noche, uno de los mejores lugares es Punta Carretas, barrio que queda a diez minutos en auto o taxi desde que se desciende del Buquebus.

Playa, bares para todos los gustos y un paseo de compras (antigua penitenciaría convertida en centro comercial de fácil acceso y buen gusto) con marcas nacionales e internacionales de indumentaria y deco.


Tranquilidad, seguridad, calles con arboledas que se cierran en el cielo formando túneles.

Punta Carretas o Punta Brava, se refiere a la punta rocosa orientada al sur de la costa. Según cuenta la historia, el doble nombre se debe a que los marinos lo llamaban Punta Brava porque la punta se alarga bajo el agua y provocaba varios naufragios.

Punta Carretas alude a la forma de carreta que muchos marineros veían en las rocas del lugar.

Conocida por su faro, parroquia, Hipódromo del Este, Club de Golf, Museo Zorrilla y Castillo Pittamiglio (construido en 1910, se encuentran simbolismos alquímicos, cristianos, templarios y masónicos), destino ideal para disfrutar durante unos días la maravillosa rambla e incursionar por las veredas que serpentean cada distrito.

De este modo, la postal es completa.


Partiendo desde el hotel Vivaldi (recomendado por calidad, confort y belleza de la zona), sobre la avenida principal se puede ir a pie hasta Pocitos.

Aquí también se encuentran diversos locales gastronómicos especializados en distintos tipos de comidas internacional y típica de diferentes países.

Toma su nombre de la época en que las lavanderas acudían a ellas aprovechando sus arenas limpias para lavar la ropa, haciendo pozos.

Un imperdible es el centro cultural Alfabeta, sobre la calle Miguel Barreiro al 3231. Cine, libros, café, bar, ambiente acogedor, paz absoluta y armonía.


Carrasco

Ubicada a 15 km del centro de la ciudad uruguaya de Montevideo, al sudeste de la misma, sobre el Río de la Plata y el arroyo Carrasco.

El crecimiento del balneario como punto turístico conllevó a la construcción del majestuoso hotel El Gran Hotel Carrasco (actualmente Sofitel) inaugurado oficialmente en 1921. Fue una de las obras más importantes de América del Sur de la época, ornamentando su arquitectura con obras esculpidas en mármol de Europa.

Al mejor estilo de una ciudad jardín, Carrasco se conoce por su intenso crecimiento, paisaje forestal, iglesia Stella Maris, Polo Club, canchas de tenis y rambla.


Como broche de oro, después de haber recorrido a más no poder, saborear una de las mejores hamburguesas en Mercado Arocena.

Ya entrando la tardecita tomar un delicioso chocolate a la taza en Hoy te quiero.





Por María Celina Lundin

Periodista








38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo