google-site-verification: google4de8d2c53f298c40.html
top of page

Nuevo arrecife de coral fue descubierto en las profundidades del archipiélago de Galápagos

  • El hallazgo fue posible gracias al uso del Alvin, un vehículo de investigación sumergible de aguas profundas que puede descender hasta 3000 metros y explorar zonas desconocidas.


Una expedición científica que está explorando las aguas profundas de la Reserva Marina de Galápagos descubrió entre los 400 y 600 metros bajo el nivel del mar, en la cima de un monte submarino no cartografiado, un arrecife de coral totalmente prístino, cuya estructura tiene más del 50% de coral vivo, lo que constituye algo excepcional para estas profundidades.

Hasta ahora se consideraba que el arrecife Wellington, frente a la costa de Darwin, era el único que sobrevivió al evento de El Niño de 1982-1983, pero el nuevo hallazgo demuestra que las comunidades coralinas de aguas protegidas han persistido durante siglos en las profundidades de la Reserva Marina de Galápagos, sustentando poblaciones marinas ricas, diversas y potencialmente únicas.

“Son noticias alentadoras. Esto reafirma nuestra convicción de establecer nuevas áreas marinas protegidas en el Ecuador y seguir impulsando la creación de una regional en el Pacífico Este Tropical. La riqueza aún inexplorada de las profundidades del océano es un motivo más para esforzarnos en alcanzar los compromisos de la Alianza Global para el Océano – 30×30, cuyo objetivo es que al menos el 30% de los océanos del mundo se declaren Áreas Marinas Protegidas (AMPs), hasta el año 2030, permitiendo actividades económicas sostenibles alineadas con la conservación”, dijo José Antonio Dávalos, Ministro del Ambiente, Agua y Transición Ecológica.

«Lo cautivador de estos arrecifes es que son antiguos, no han sido perturbados durante siglos o miles de años y son esencialmente prístinos, a diferencia de los que se encuentran en muchas otras partes de los océanos del mundo”, mencionó Stuart Banks, investigador de la Fundación Charles Darwin, participante de la expedición. “En expediciones modernas, se ha explorado menos del 5% de las aguas abiertas de la Reserva Marina, por lo que es posible que haya más arrecifes como éste”, agregó.

Para la guardaparque Jenifer Suárez, participante de la expedición, “los resultados de esta investigación por las profundidades de la reserva marina, nos permitirán contar con información científica, indispensable para tomar medidas de manejo para conservar estos ecosistemas que sustentan la vida en el mar”.

Este descubrimiento fue posibles gracias a la utilización del Alvin, operado por el buque Atlantis que, durante 22 días, alberga la expedición científica GalápagosDeep2023, dirigida por científicos de la Institución Oceanográfica Woods Hole, Universidad de Bristol, Universidad Estatal de Boise y Universidad de Essex, en colaboración con la Dirección del Parque Nacional Galápagos, Fundación Charles Darwin e Instituto Oceanográfico y Antártico de la Armada Ecuatoriana (INOCAR).

La expedición científica GalápagosDeep2023 finalizará el 20 de abril, en la isla Santa Cruz.


Dirección de Comunicación Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica

Flavio Engracia Rodríguez, Ecuador

265 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page