google-site-verification: google4de8d2c53f298c40.html
 

Senderismo en Bariloche



Clave para una escapada relámpago de un finde largo es saber qué marcar en el mapa para aprovechar tanto como las agujas del reloj permitan.

Aterriza el avión en Bariloche, provincia de Río Negro, sur argentino. El auto alquilado espera en el estacionamiento del Aeropuerto Internacional Teniente Luis Candelaria, puntual, como habíamos acordado.

Para los que no conocen, un dato interesante es tomar la carretera que lleva al centro e ir ganando un pantallazo de este paraíso. Las montañas también son parte de la ciudad andina y entre subidas y bajadas se desemboca en la Avenida Bustillo.

Bordeando el lago glacial Nahuel Huapi, después de varios kilómetros, excursionismo y paradas hasta el hotel LLao LLao. Grandiosa postal, única en el mundo.

Por su lado, antes de Puerto Pañuelo, a la altura del km 24,600, un cartel invita a Bellevue, Casa de Té & Queso Pan y Vino. Balconeando el Morenito, un jardín de flores hace honor al nombre. Exquisitas tortas, tibios scones, baguettes de salmón y bella vista del espejo de agua.

Después de mágica pausa, seguir por la Bustillo hacia Circuito Chico, uno de los paseos más tradicionales. Entre cipreses, maitenes y coihues, puntos panorámicos hechizan.

Cientos de turistas frenan en fila al costado del camino para fotografiar vistas que parecieran una ilusión.

Por mismo circuito, Villa Tacul. Camino corto pero suficiente para hacer trekking y, si el clima ayuda, zambullirse en el agua esmeralda por unos segundos.

Asimismo, el Sendero Arrayanes del Parque Municipal LLao LLao señala travesía hasta llegar a la costa desde donde se aprecian los cerros López y Goye e Isla de los Conejos. Excursión de árboles retorcidos y descascarados durante alrededor de dos horas.

Y al atardecer, cenar en la cervecería Patagonia que recibe sobre el lago con espíritu homebrewer.

Segundo o tercer día...

Bajar la pista del Cerro Catedral caminando y explorar la estación de esquí más larga de América del Sur. Desde miles de metros de altura, un mar de nubes se abre para dejar al descubierto la naturaleza patagónica.

Si la temporada de invierno ya abrió sus pistas, a esquiar entonces!


Lago Gutiérrez, entre mis preferidos

La entrada al sendero está bien indicada con un cartel frente a la Seccional de Guardaparques de Lago Gutiérrez (no salir de la senda).

La primer parte es autoguiado y tiene cartelería informativa.

Llegando a un desvío, continuar hacia la izquierda y el siguiente hacia la derecha (uno lleva a la Cascada de los Duendes, el otro a Playa Muñoz y Refugio Emilio Frey).

Se regresa por el mismo camino, prestando atención en los cruces para no perderse.

Siempre algo por descubrir. Bariloche fascina todo el año: cascadas, arroyos, selva valdiviana, Isla Victoria, Bosque de Arrayanes, lagos escondidos, lupinos, abedules, cerros, nieve, sol.

Un viaje de ida.


Por María Celina Lundin

Periodista


Foto: María Celina Lundin


31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo