google-site-verification: google4de8d2c53f298c40.html
 

Turismo rural: Estancia La Candelaria


A 90 minutos de la ciudad de Buenos Aires, en la localidad de Lobos, se encuentra la Estancia La Candelaria (antiguamente llamada “Los Pontones”). Se ingresa por un camino mejorado de tosca y piedra, el cual hace su fácil acceso.


Día de campo


Comienza con una recepción con empanadas, que luego enseñarán a preparar en una charla cordial a cargo de Susana, desde la masa hasta el relleno y el repulgue. Luego podrán elegir, andar a caballo, o en tractor, jugar pool, metegol, o a la pelota. Hay juegos para niños, pileta que está habilitada hasta abril. Recorrer el predio lleva mucho tiempo y caminata, por lo cual sugerimos llevar calzado cómodo. Alrededor del castillo, un bosque de cañas y arboles añosos, con senderos, los caballos descansan.


Al mediodía una riquísima parrillada y el postre coronan la mañana, acompañado de un show de baile folklórico en el escenario. Por la tarde merienda con cuadrados dulces, medialunas rellenas, café, té o mate, en el espectacular quincho cerrado. A unos metros la cafetería, llamada 5º Chukker y en frente el almacén que nos ofrece dulces, salsas, quesos, vinos, llaveros y mates repujados, ponchos y sombreros. Al caer la tarde un “happy hour” de tragos.


Antes de partir cuando el sol se esconde y solo se escucha el sonido de los árboles, las hojas que caen y los pájaros que se esconden en el bosque, la última mirada hacia el campo, intentando llevarnos el aire puro que ahí se respira. Muchas fotos, muchos recuerdos y la promesa de regresar alguna vez para alojarnos en el misterioso castillo.

También hay alojamientos dentro del castillo, que tiene las habitaciones con muebles del siglo y en bungalows, el molino y casas coloniales a su alrededor. Cada uno tiene su encanto y comodidades. Alejados del ruido y rodeados de naturaleza.



Historia de La Candelaria


A mediados del 1800, cuando el Partido de Lobos era apenas un linde del área civilizada, Don Orestes Piñeiro, médico farmacéutico y su hermano Don José, dueños de varias farmacias en la capital, tuvieron la previsión del desarrollo y progreso económico del país. En consecuencia, empezaron a adquirir los primeros lotes de campo en el cuartel 6º del Partido de Lobos y como ensayo inicial de la explotación pecuaria, poblaron esos campos con ovinos.


Don Orestes contrajo matrimonio con Candelaria del Mármol, y en homenaje a su esposa denominó a su estancia “La Candelaria” antes llamada “Los Pontones”. Con el pasar de los años y al no poder concebir hijos, adoptan a una niña llamada Rebeca. Hacia 1890, Rebeca conoce a Don Manuel Fraga, oriundo de Gualeguaychú y contraen matrimonio, siendo Manuel quien comenzará a participar en las directivas y cuidados del establecimiento.


En 1904 fallece Don Orestes y en 1906 Doña Candelaria. Es así que Manuel Fraga asume la dirección integral, potenciando la explotación ganadera y participando de certámenes y concursos en sociedades rurales donde obtiene altísimas distinciones con ejemplares de Shorthom, Heresford, Aberdeen Angus y también con Merino Argentino, Lincoln y Hampshire Down. Incentiva también la cría de caballos de carrera siendo Grease Paint, Puro Habano y Bopal algunos de sus padrillos más recordados.


En 1894 decide construir el castillo según similares de Francia, rodeado de un parque y bosques de 245 hectáreas diseñados por el paisajista Carlos Thays, el mismo que diseñó emblemáticos parques de Buenos Aires, Bosques de Palermo, el Rosedal y muchos otros.


Rebeca Piñeiro de Mármol por su parte se dedicó a obras de caridad, fundando la “Hermandad de Beneficencia” y la colonia de vacaciones que lleva su nombre al cual concurrían de manera gratuita, contingentes de niños y niñas durante los veranos. Aún hoy se pueden ver algunos de los pabellones destinados a dicha actividad, sobre la ruta 205 km 118 a mano izquierda camino al sur.


Manuel Fraga, figura conocida en centros sociales de renombre como el Jockey Club, llegó a ser Intendente Municipal de Lobos. Cuando fallece en 1935, Rebeca recurre al menor de sus cuñados, Roberto Fraga, para ofrecerle la dirección de la estancia. Tiempo después, en 1940 Rebeca fallece y testamenta todos sus bienes a favor de su cuñado Roberto, con excepción de la colonia de vacaciones que debía pasar a manos de la Hermandad de Beneficencia. En ese mismo año Roberto Fraga contrae matrimonio con Pura Isella Calo, con quien tuvo cuatro hijos: Rebeca, Roberto, Rosendo y Marcelo. Luego del fallecimiento de Pura Isella, Roberto vuelve a casarse ahora con Ema Frías con quien tuvo otros dos hijos: Enrique y Carlos.

En 1965 Roberto Fraga padre fallece y la estancia se fracciona entre sus herederos, para más tarde pasar a otros dueños que lo adquieren para darle fines turísticos y actividades afines.


En la Capilla Panteón de La Candelaria inaugurada el 2 de mayo de 1937 por el Cardenal Primado Monseñor Santiago Luis Copello, yacen los restos de Don Orestes, Doña Candelaria, Manuel y Roberto Fraga así como los de Rebeca.


La Candelaria. Ruta 205, Km 114.5, Lobos.

www.estanciacandelaria.com

Datos generales


Horarios de atención: Todos los días de 9 a 19 hs. Ubicación: Ruta Nº 205 Km 114,5. Lobos. Bs. As. Argentina.

Información General & Reservas info@estanciacandelaria.com

  • (+54 9) 11 3365 0158

Día de Campo | Info & Reservas:

diadecampo@estanciacandelaria.com

  • (+54 9) 11 7152 9010

Castillo | Info & Reservas:

  • reservascastillo@estanciacandelaria.com

  • (+54 9) 11 3766 2134

Facebook-f Instagram Linkedin


27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo