google-site-verification: google4de8d2c53f298c40.html
 

Zapatos vividos




El Barrio Gótico de Barcelona es para perderse en las estrechas calles medievales.

Pasillos oscuros del apasionante laberinto nos llevan a una esquina que pareciera ser parte del cuento de los Hermanos Grimm El zapatero y los duendes.

El local es pequeño y tiene un entrepiso donde el mismo dueño fabrica calzado exclusivo de cuero, de modo artesanal.

Una mesa de madera, máquina de cocer, herramientas, hilos gruesos, olor a betún.

Negros, marrones, colorados y muy extravagantes.

Cuentan que los enamorados y fieles seguidores de distintas parte del mundo vuelven a Barcelona en busca de los Nu Sabates, en Cotoners.

Golpeo la puerta antes de entrar mientras su dueño y fundador baja por una angosta escalera.

Asegura que se inspira en lo personalizado logrando un producto exclusivo, con suelas gruesas de excelente calidad. "Las puntas para arriba con forma de haber sido usados le dan aspecto de zapatos vividos", remarca señalando un par de la vidriera.


Por María Celina Lundin

Periodista


52 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo