google-site-verification: google4de8d2c53f298c40.html
top of page

El palacio de Pinamar



Si uno pasea por la zona interior de la ciudad de Pinamar, se va a encontrar a unas dos cuadras de la playa, Martín Pescador y Libertador, una extraña casa. Más bien un castillo, que hasta hace poco más de dos fue terminado en su totalidad, luego de más de dos décadas de construcción

Sobresale del resto de las enormes casonas del barrio, por su arquitectura. El llamado Palacio Augusto, en honor al hijo de su dueño, está dividido en cuatro plantas. Según José Maluccio, dueño de la imponente construcción, la casa merecía un estilo imponente por la calidad del lugar en que se encuentra. Por eso, inspirada en los grandes palacios renacentistas venecianos, hizo construir el palacio, que no es un castillo ‘gótico’, aunque parezca; es un palacio".


Entre los frondosos eucaliptus de la ciudad, Augusto que es constructor y su padre que es ingeniero y ex empleado de Vialidad Nacional, diseñaron este espacio que se convirtió su opera prima.


El propietario dice que le entusiasma ver lo que despierta en los visitantes, más aún en temporada, cuando los que pasan por su frente son atraídos por la majestuosa edificación.


El Palacio está dividido en cuatro pisos con una disposición muy particular por sus múltiples ingresos, desniveles y terrazas. En la principal, se encuentra un amplio espacio de recepción, living y comedor. En otro de los niveles -que también funciona como subsuelo, si se toma como referencia la fachada- hay una bodega y sótano que conecta hacia el jardín con pérgola y fuente de agua. Más arriba, la pileta con terraza. En el último nivel, las fastuosas suites todas ambientadas con antigüedades restauradas por su dueño.


Desde la calle solo puede verse una puerta enorme de madera y ventanas con arcos de época, miradores, los grandes balcones, torres y ornamentos. Una verdadera expresión del arte gótico con influencias árabes.


Maluccio dice que el proyecto se financia alquilando a veces el subsuelo, pero que por ahora no tiene pensado abrirlo al público, que por ahora es de uso exclusivo privado, tal vez algún día lo usará para eventos.


Pinamar, Buenos Aires, Argentina



Silvia Vázquez

80 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page